Preparándonos para volver

This post is also available in: Inglés

PREPARAR LA VUELTA

Primavera post confinamiento

La vuelta a la “nueva normalidad” después de casi dos meses de confinamiento, se pone en marcha, y en medio de una primavera alentadora, aunque poco convencional, nos exige a todos, y desde el primer momento, una mayor consciencia y responsabilidad.

El nuevo mantra es, a partir de ya, el autocuidado, es estar más presentes y enfocados; lo que en definitiva, nos conduce a desempeñar un papel activo en el mantenimiento de nuestra salud y la de los demás.

El sistema inmunológico se fragua en el sistema digestivo y en un porcentaje muy alto, en el intestino; sin olvidar a el hígado, que es el filtro del eje digestivo y el órgano de la detoxificación. Por lo tanto, en esta vuelta a algunas rutinas, necesitamos, más que nunca, estar más atentos a lo que comemos, cómo y cuando lo comemos, ya que será este cuidado el que nos permita mantenernos en equilibrio y saludables.

Una de las formas más sencillas es recurrir a una dieta alta en nutrientes que estimulen -regulen el sistema inmune a base de alimentos frescos que nuestro cuerpo utiliza y absorbe de manera más eficiente. Evitando tomar alimentos procesados y reduciendo el consumo de gluten, azúcar, potenciadores de sabor, colorantes o edulcorantes que activen una respuesta inflamatoria en nuestro organismo. La inflamación, desencadena silenciosamente, malestar físico y emocional ( + estrés o angustia) y mantiene en trabajo constante y excesivo nuestra respuesta inmune. Lo que le impide focalizar el trabajo en una situación vírica extrema.

Hay muchos nutrientes que pueden ayudar, estos son algunos de los más importantes:

. La vitaminaD es esencial para la función inmune; se puede encontrar en los huevos, pescado, y la exposición al sol diaria o en días alternos ,durante 15 minutos por la mañana ayuda a sintetizarla.

. Las células del sistema inmunitario necesitan Zinc para funcionar según lo previsto. Es un mineral que nuestro organismo no almacena ni produce. Lo continen: las ostras las almejas, mejillones, pollo o carne orgánicos. O en suplementos masticables.

. La vitamina C aumenta los glóbulos blancos que son claves para combatir las infecciones. Pimiento rojo, brócoli, col rizada, cítricos, fresas, o el chucrut entre otros.

. El Betacaroteno que se convierte en vitaminaA, es una vitamina antiinflamatoria que puede ayudar a que sus anticuerpos respondan a las toxinas, como un virus. Boniato, zanahorias, melón, albaricoques, calabaza, col rizada, entre otros.

. Los alimentos Pre y probióticos; que ayudan a modular la microbiota intestinal y mejoran la respuesta inmunitaria dada la estrecha relación entre salud intestinal y salud pulmonar. Kéfir de cabra o de agua, kombucha, Kimchie, Chucrut. O en suplementos.

.  La Melatonina; actúa modulando la respuesta inflamatoria de manera importante e interviene para poder conseguir un sueño reparador; otro factor crucial para estar bien . La encontramos en alimentos como el plátano, cerezas, nueces, arroz, avena sin gluten, espárragos o piña, entre otros.

. El Sauco o sambuco, (sus bayas) es un gran remedio antivírico y protector pulmonar.

. Las setas ( betaglucanos) tienen un efecto regulador y protector del sistema inmune: Shitake en salteados, o Reishi, Melena de león y Chaga en polvo.

. Los Aceites esenciales ; que actúan como inmunoestimulantes y protectores: el aceite de Ravintsara, Laurel,Arbol del té, Romero, Lavanda , manzanilla para calmar y Limón ,pomelo o mandarina para positivizar entre otros.

Lo importante en esta desescalada, es que a partir de ahora, cada acción nuestra, en lo personal y en lo colectivo, cuenta más que nunca. Solidaridad, autocuidado, consciencia.