Entrevista Alf Mota

This post is also available in: en

Alf Mota es un creador constante, hace una relectura de la cocina macrobiótica y fusiona cocina saludable, con sentido y con flexibilidad. Asesor, docente, terapeuta y gran entusiasta en todo lo que hace y transmite siempre.

Llevas mucho tiempo trabajando por una cocina más saludable, cuéntanos cuando inicias esta aventura …

Empezó por motivos personales y sin haber pensado en dedicarme a ello profesionalmente. Cuando estudiaba periodismo en Lisboa, a finales de los años 90, hice un trabajo documental sobre la industria cárnica y al conocer más a fondo la gran industria tuve la necesidad de cambiar radicalmente mis hábitos relacionados con la alimentación y mucho más … sin buscar demasiado empecé a estar en contacto con personas y comunidades que estaban muy concienciadas sobre la importancia de una alimentación equilibrada pero a la vez justa y sostenible. En este camino descubrí que mis altos y bajos emocionales estaban, en gran parte, relacionados con lo que comía o dejaba de comer… pronto empecé a notar mejoras no sólo físicas pero también me sentía más tranquilo, con las ideas más claras y con una gran motivación.  Asistí a varios cursos de cocina y leí todo lo que encontré sobre alimentación y cocina natural y saludable.

Mi giro como profesional de la cocina saludable ha venido cuando decidí que quería viajar por Europa y como periodista me encontraba limitado por el idioma, a la hora de encontrar empleo en el extranjero. Los idiomas no son un impedimento a la hora de trabajar en las cocinas y aprovechando que me había  “criado en la cocina “ ( en mi familia hay muchos profesionales de la restauración y hostelería  ) y con mi motivación personal por la cocina sana y sostenible busqué trabajo como cocinero en restaurantes de tendencia vegetariana o vegana y que apostaban por la cocina sana. En Reino Unido, en Dinamarca o en la vecina Francía hace tiempo que la gastronomía healthy y ecológica está muy bien establecida.  Ya en Barcelona, en mi ultima etapa de vida urbana trabajé en la gestión y producción de eventos y pasado unos pocos años de mucho estrés y de estar muy desconectado de la naturaleza sentí la necesidad de hacer otro cambio radical laboral y personal. Me puse a estudiar agroecología y la temporada que estuve colaborando con proyectos agroecológicos ha sido muy sana, feliz y tranquila. Cuando hace unos 9 años me fue a vivir en el Montseny encontré trabajo en un restaurante que ofrecía el menú de los medios días saludable y tenía un grupo de clientes muy asiduos y fieles que empezaran a notar mejoras digestivas y con más energía. Pero el restaurante cerró por falta de rentabilidad y los clientes me pidieron si yo les podía enseñar a cocinar. Entonces empecé a dar talleres y a la vez sentí la necesidad de ampliar mis estudios en el campo de la dietética y nutrición, la alimentación consciente,  la medicina oriental que aboga por la alimentación equilibrada, la cocina aplicada a la dietoterápia, etc. No he parado de impartir cursos y talleres tanto para grupos como personalizados y de estudiar y de compartirlo desde entonces.

De qué se nutre actualmente una cocina terapéutica?

Más que una  dieta o unas pautas alimenticias lo que te propone, la cocina a la  cual, yo  llamo terapéutica, es un estilo de vida que te invita a incorporar en tu día a día hábitos saludables con el fin de encontrar la armonía ideal entre el cuerpo, la mente, las emociones y tu entorno. La cocina terapéutica tanto sirve para la prevención de las enfermedades o el mantenimiento de salud como para  ayudar a superar dolencias así como va, seguramente, a mejorar tu calidad de vida.  Los principales beneficios de realizar a diario una cocina saludable y con vista a mejorar y  transformar  aquello que tu necesitas es que se  evita y/o se elimina los productos que están muy refinados, procesados y desnaturalizados, introduce alimentos reales con un potencial medicinal, no como algo exótico y puntual, pero como parte de tus hábitos alimenticios de a diario.  También recupera alimentos ancestrales y se basa sobretodo en la cocina de temporada y en gran parte de proximidad.  Apuesta por los alimentos integrales, cultivados sin pesticidas, sin colorantes o conservantes químicos. La cocina terapéutica para que siga efectiva debe adecuarse a tus necesidades, a cómo te encuentras y cómo te sientes en este momento, en esta  fase de tu vida , donde vives, en qué estación del año te encuentras, tu actividad laboral, social, familiar, de ocio, entre muchos otros aspectos que forman tu individualidad.

Esuna manera de cocinar y de alimentarte que te va ayudar a ser  más consciente, a estar más cerca del equilibrio, en todos los sentidos. Promueve la salud y el bienestar, cuida el planeta y  te propone que asumas un papel activo y responsable en la gestión de los recursos que ya dispones para ser feliz. 

Qué es lo mejor en  el oficio de transmitir un estilo de vida más consciente y saludable?

Muchas veces comento a mis alumnos y clientes que lo que les estoy transmitiendo a ellos me lo estoy diciendo y recordándolo a mi mismo. Aprendo mucho en las clases que imparto a conocer mejor la naturaleza humana y los ciclos de la vida. La cocina es un espacio donde se generan muchas oportunidades para crecer y mejorarnos.  Es muy gratificante sentir se capaz de hacer algo positivo, saludable y motivador que ayuda a las personas a mejorar su calidad de vida y a tener más herramientas para disfrutar de la vida. Y también siento que con lo que transmito aporto mi  “granito de arena” por la salud del planeta. Estos mensajes me llegan constantemente, me incentivan y cubren de sentido mi labor. 

¿Crees que también es necesario y enriquecedor flexibilizar y fusionar diferentes estilos de dieta? 

Si! Creo que la clave para disfrutar plenamente y obtener los máximos beneficios de la alimentación saludable está en la fusión y en la personalización. También es importante entender la dieta o las pautas alimentarias que sigues no son estáticas y tal como nosotros cambiamos al largo de la vida, nuestras necesidades y entorno cambia, por lo tanto es lógico y inteligente adaptar la dieta a tu presente.  No creo que existe una dieta o unas pautas alimenticias teóricas que sean absolutas y que vayan siempre muy bien a todo el mundo.  Aunque también pienso que es importante que conozcas a fondo la dieta que estás siguiendo para poder evaluarla, ver si te ha funcionado y poder decidir si todavía te sirve. Por eso, yo creo que es tan importante conocer, experimentar y entender que la relación que tenemos con la alimentación no es meramente un cálculo de calorias, un esquema de nutrientes o unas fórmulas quimicas. Tu cocina será mucho más divertida, alegre y terapéutica cuanto más conozcas y practiques la alimentación y la cocina consciente

Cuáles son tus ingredientes fetiche?

Las  hojas verdes, las algas marinas, las setas,  los alimentos fermentados y las especies.

Que cosas te inspiran? 

Caminar en el bosque, bañarme en el mar, viajar, el arte y estar cerca de personas con ilusión por lo que hacen . 

El mejor momento del día?

Las mañanas

Hay algún proyecto  que quieras compartir y que te haga especial  ilusión poner en marcha en este momento?

Todos los proyectos en que estoy metido y, que no son pocos,  me hacen mucha ilusión. Yo solo funciono bien cuando estoy enamorado de mi trabajo. Hay un proyecto junto con Toni Medalla, un amigo, maestro ceramista y vecino que más que una labor o de tener un objectivo concreto, es un proceso de creatividad y de compartir y expresar nuestro entorno ambiental y humano.  Tiene que ver con los procesos y con el momento, el aquí y el ahora. Aunar la cocina y la ceramica es una relación digamos que natural y muy compatible. Pero muchas veces, hoy en día, cuando los ceramistas trabajan con los cocineros el foco está puesto en el resultado final, en la presentación de la pieza y de la comida. Lo que está antes y durante la elaboración de un plato o sea los procesos de creación, por veces se deja al margen de la atención plena, de lo que realmente nos importa. Siendo ello una paradoja, porque son los procesos lo que te van a requerir más tiempo y energía. Hemos decidido colaborar sin poner el foco en los resultados y las metas, apenas dejarse llevar por donde la energía creativa nos transporta . Si disfrutas de lo que estás haciendo aquí y ahora, nos hemos dado cuenta que la sensación que te queda con los resultados finales es de excelencia y plenitud. A estos encuentros de “cocina y cerámica para el alma” vamos sumando emociones y capacidades , o mejor como suele decir Toni  _  “multiplicando”, con  otros artistas, cocineros,  profesionales de otras areas y personas afines a esta idea. 

Qué plato terapéutico del seas muy fan, nos recomendarias ?.

Un Nishime con verduras de temporada. El Nishime hace referencia a un tipo de corte habitual en la cocina oriental en que se busca centralidad y equilibrio. También es un estilo de cocción en que se cocinan al mismo tiempo, y en la misma cazuela distintas verduras en sus propios jugos, empleando apenas un poco de sal virgen y un trocito de alga kombu. La clave terapéutica de este sencillo plato está en la elección de los ingredientes vegetales que lo conforman y entender como cocinarlas de manera a que sean bien digeridas.  El aliño final se personaliza  y se debe adaptar a la estación, puede ser de romero infusionado en aceite de oliva virgen extra con zumo de limón en primavera o una salsita con tamari, aceite de sésamo y jugo jengibre fresco en otoño. 

VER MAS RECETAS

WEB