Tomate

Imprescindible como el aire. 

 

la-despensa-tomate

El consumo de tomate se ha extendido tanto que ya no sabemos vivir sin él. Crudo para las ensaladas o jugos, cocido con diferentes ingredientes, confitado, deshidratado o como salsa, estamos tan acostumbrados al tomate que nos cuesta imaginarnos la cocina sin este fruto que, en algunos idiomas, ha merecido nombres tan sugerentes como “pomodoro” (manzana de oro) o “pomme d’amour” (manzana del amor).

Origen del tomate
Aunque aún persiste el debate sobre la zona exacta donde se origina, hay acuerdo en que la tomatera (o planta del tomate) proviene del norte de la región andina y fue cultivada por los aztecas. Después de la conquista, en el siglo XVI se difundió en Europa, aunque al principio sólo como planta ornamental, ya que sus flores son tóxicas. Recién en el siglo XVII se extendió la utilización culinaria del fruto. Por origen, historia, utilización extendida en la gastronomía y pertenencia a la familia de las solanáceas, el tomate se asemeja a la patata.

Características del tomate
Cuanto más sol haya recibido la tomatera y más salino sea el suelo, más intenso será el rojo de su fruto, el sabor y la dulzura. En cambio, los tomates que no han alcanzado su madurez contienen solanina, un alcaloide que produce dolores de cabeza y otros malestares. Por eso no se recomienda el consumo de tomates inmaduros.
Los tomates que encontramos en los supermercados, normalmente han sido madurados artificialmente fuera de la planta. Esa es la razón por la que difícilmente sean tan sabrosos, aromáticos y coloridos como los que se cosechan ya maduros. De todos modos, por su consistencia y contenido en fibras son muy aptos para ensaladas.

Las propiedades nutritivas del tomate hacen que su ingesta sea muy recomendable. Tiene un altísimo contenido de agua (93%) y poquísimas calorías, por lo que es ideal para adelgazar. Pero además contiene carbohidratos, que mantienen la actividad muscular, regulan la temperatura del cuerpo, la tensión arterial, el funcionamiento de los intestinos y la actividad de las neuronas. También es una fuente importante de minerales como potasio, fósforo y magnesio, aporta vitaminas del grupo B y gran cantidad de vitamina C.

La vitamina C, junto con el Licopeno, hacen de esta hortaliza un antioxidante potente. El Licopeno, de lo familia de los beta-carotenos, es el pigmento vegetal responsable del rojo del tomate y constituye un antioxidante que protege de los efectos nocivos de los radicales libres, previene el cáncer (especialmente el de próstata), la presbicia y el colesterol. El licopeno se encuentra en otros vegetales, pero en ninguno tan concentrado como en el tomate, cuanto más rojo mejor. Se asimila mejor si se lo ha sometido al calor, de modo que se encuentra más concentrado en el tomate cocido, el kétchup o la salsa de tomate que en el tomate crudo.

Variedades de tomates
En nuestros tiempos se cultivan más de 20.000 variedades de tomate. Los avances en la selección y métodos de cultivo han originado hoy en día piezas de tamaño, dulzor y acidez controladas. Por razones obvias sólo vamos a abordar algunas de las variedades más extendidas. Encuentra más información de Delicooks sobre cómo comprarlas y sus características pinchando en cada una de las variedades siguientes: tomate Raf, tomatitos Cherry, tomate pera, tomate verde, tomate negro o Kumato y el tomate Montserrat.

Algunas recetas con tomate

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz