Sardina

Uno de los pescados más populares, cardio saludable, económico y versátiles que hay.

 

la-despensa-sardina

Perteneciente a la familia de los clupeidos, como el boquerón, el arenque, la alacha, el espadín y el sábalo, la sardina (Sardina pilchardus) muestra un cuerpo alargado y azulado o verdoso en la espalda, con flancos o lomos recorridos por una banda longitudinal azul brillante. De grandes escamas y cabeza puntiaguda, se distribuye desde las costas de Senegal hasta Noruega; en el mar Mediterráneo, el mar Cantábrico, el canal de la Mancha y el mar del Norte.

Propiedades

La sabrosa y aromática carne del pescado azul por antonomasia es rica en proteínas y grasas insaturadas (casi 10 g cada 100 gde porción comestible) muy beneficiosas para la salud del corazón. Aporta buenas cantidades de yodo, hierro, fósforo, calcio, zinc, sodio y magnesio, así como vitaminas del grupo A, B, D y E. Es uno de los pescados con mayor aporte en ácidos grasos omega 3 que actúa en la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Es un alimento fundamental para los niños, deportistas, mujeres embarazadas y madres que están dando lactancia

 

 

Temporada

Aunque disponible durante todo el año, la mejor temporada de la sardina llega durante los meses del verano.

Variedades

Existen dos especies de sardinas: la Sardina pilchardus pilchardus cuyo hábitat se da en el Atlántico, y la Sardina pilchardus sardina, propia del Mediterráneo.

En el mercado

La sardina puede encontrarse fresca, entera o en filetes “mariposa”, abierta, eviscerada y sin espinas. También se presenta en conserva, acompañada de aceite vegetal, escabeche, tomate o al limón. A la hora de elegir los ejemplares frescos debemos fijarnos en que muestren un aspecto brillante, con la carne firme, los ojos en buen estado y con un olor a mar suave y agradable. Cabe recordar que los ejemplares de menor tamaño poseen una carne más fina y delicada.

Conservación

Al tratarse de una especie muy perecedera, debe comprarse en el último momento antes de regresar a casa y guardar en el frigorífico durante un máximo de un día.

En la cocina

Acepta infinidad de preparaciones culinarias: asada, a la plancha, rebozada, guisada, frita, en papillote, escabechada… También es un delicioso ingrediente en ensaladas, tortillas, croquetas, pasteles de pescado, empananadas…

¿Lo sabías?

La sardina es un pescado muy gregario y puede llegar a formar bancos de hasta 1,5 km de longitud. Cada año, entre los meses de junio y julio, forman una espectacular migración en la costa este de Sudáfrica considerada como uno de los fenómenos marinos de mayor magnitud en la naturaleza.

Algunas recetas con sardinas

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz