Sandor Ellix Katz

Sandor Katz es un apasionado de la fermentación y de la vida. Se enamoró de esta práctica en la que se inició de manera autodidacta y sigue explorando posibilidades mientras viaja por el mundo des-dramatizando su elaboración y haciéndola más fácil. Ha escrito libros como “El arte de la Fermentación” y “Pura Fermentación”.

 

En que momento se convierte un hobby saludable en un oficio?

Empecé a hacer fermentados en 1993 y rápidamente me obsesioné con la fermentación.
Estuve invitado a un workshop de chuchut en el año 1998 y a partir de este momento cada año me invitaron y dí clases durante varios años.
En el 2001 pasé el verano en una granja con unos amigos, dejé de asistir a ese evento anual y decidí escribir el libro “Fermentation zine” de autopublicación con todas mis recetas de fermentados. Escribiendo the zine me hizo reflexionar acerca de todo lo que me quedaba por decir sobre fermentación y comencé a escribir “Wild Fermentation” y realicé un tour para promocionarlo. Es a partir de este libro que la gente comienza a contactarme para proponerme workshops, talleres y demás. La fermentación no es un oficio que he ido a buscar, ha aparecido en mi vida a raíz de la publicación de este libro.
Consigues transmitir que fermentar un alimento es mucho más fácil de lo que parece… cómo lo consigues?

Fermentar en general es muy simple, mucha gentes practicado este ritual ancestral depurante miles de años. Puedes hacerlo complicado aunque la esencia, los procesos son simples.
Mi objetivo es desmitificar la fermentación y hacerla accesible para todo el mundo.

Qué hacemos cuando fermentamos, porqué deberíamos incluíamos más en nuestra dieta y que aspectos poco conocidos destacarías de estos alimentos?

Cuando fermentas un alimento haces que sea más delicioso y sobre todo más fácil de digerir.Los alimentos fermentados son pre-digeridos. Tienen muchos nutrientes biodisponibles y rompen los componentes más tóxicos dentro del alimento.
Algunos fermentados en sí mismos son especialmente ricos en vitaminas que actúan sobre nuestro metabolismo. y también con beneficios terapéuticos muy poderosos.
Comidas fermentadas que no se calientan después de la fermentación tiene su población bacteriana intacta y esto proporciona beneficios probióticos, restaurando y repoblando la flora intestinal y la mucosa digestiva.
Estos probióticos pueden mejorar tu sistema digestivo, tu sistema inmunitario, tu salud mental y mucho más.

Además de paciencia, que otras cualidades se desarrollan practicando esta técnica de conservación?

Mi experiencia personal es que practicando el arte de la fermentación te conectas con el mundo natural que tienes alrededor y más sutilmente, también con las fuerzas invisibles que están en todas partes.

Que han traído los alimentos fermentados a tu vida?

La fermentación me ha ayudado a mantener mi sistema digestivo e inmunitario en muy buenas condiciones.
Más a allá de eso, y en mi caso particular, la fermentación ha dado un sentido, una misión, una labor para conseguir desmititificar el proceso para la gente y empoderarlos para realizarlo con técnicas muy sencillas.

Impartes seminarios por todo el mundo, como ha sido tu experiencia en España?

Ha sido una muy buena experiencia que seguramente repetiré, he encontrado mucho interés en la fermentación en España y afortunadamente también en muchos lugares que visito. Hay un interés mayor por los alimentos y de maneras de saludables de procesarlos.

 

Wild Fermentation

Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on StumbleUpon

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz