Rosa dels Vents

Sallés Hotel & Spa Cala del Pi

Cualquier época del año es un buen momento para disfrutar del Sallés Hotel & Spa y su magnífico restaurante Rosa dels vents.

 

Delicooks tuvo la suerte de ser invitada al restaurante Rosa dels Vents del Sallés Hotel & Spa Cala del Pi, para probar los menús Del Mar (de pescado y marisco) para primavera y verano del chef Enric Herce.

Nos dio la bienvenida el director del hotel, Javier Colocho, que estuvo un buen rato hablando con nosotros y nos hizo sentir enseguida como en casa. Después nos saludó nuestro anfitrión y jefe de cocina, Enric, un hombre encantador y un chef imaginativo en su restaurante, que destila calor, amabilidad y un ambiente relajante, con la luz ténue y los olores deliciosos que llegan de los platos de los comensales!

“No sé qué es lo que hago bien, pero siempre tenemos trabajo” exclama Enric. Bueno, si miramos alrededor a la gente que come y se lo pasa bien, estamos seguros de que tiene que ver con sus menús y camareros professionales de cubertería de plata, y con su fascinante sumiller, Jaime Abel.

El menú de invierno De Las Rocas se abría con pulpo de roca a la parrilla con mayonesa de romesco. El pulpo, deliciosamente crujiente por fuera y sorprendientemente tierno por dentro, iba de perlas con la salsa romesco.

A continuación había vieiras al ibérico y minestrone de setas. Vieiras al punto y mezcla de hongos,  sin lugar a dudas una fusión de sabores!

El plato fuerte, lubina con cebolletas y ciruelas sobre patata cremosa, era ideal para el invierno, lleno de sabores intensos que ligaban bien con el pescado y la patata, que estaban excelentemente cocinados.

Por último, pero no por ello menos importante, llegó el postre: pastel de remolacha y chocolate, algo que no habíamos probado nunca antes y que era absolutamente delicioso, húmedo y sabroso, de un color oscuro de remolacha. Un final magnífico para una cena deliciosa!

Este menú, que incluye vinos escogidos por Jaime Abel Varón, el sumiller, agua mineral, café y pastelitos, cuesta 49 euros y lo recomienda encarecidamente Delicooks!

“La clave de una buena comida es que el vino sea tan bueno como la comida y la comida sea tan buena como el vino”, dixit Jaime Abel Varón, el sumiller de la Rosa Del Vents y el Mas Tapiolas (en el hotel Sallés de Santa Cristina d’Aro). Tiene 15 años de experiencia y nos obsequió con el acompañamiento de vinos perfecto para el prometedor menú de primavera “Del Bosque”.

Para empezar, comimos carpaccio de atún con flores y vinagreta de piñones. El atún era tan fino que casi se podía ver a través y estaba delicadamente adornado con flores comestibles, piñones y el aliño. Para acompañar este plato tan placentero nos sirvieron un vino blanco de Peralada, Jardins Blanc, un vino ideal para la primavera que quedaba bien equilibrado con el pescado. Tenía un buqué de rosas y piña, y fue un claro favorito.

El siguiente vino que catamos era el Groc d’Àmfora 2013 de la Finca Olivardots de Capmany (Alt Empordà – Girona – Catalunya). Este vino sale de una viña vieja; se le saca la piel roja a la uva para producir un vino blanco con un ligero tinte rosado. Debido a que la tramontana arroja sal de mar sobre la viña, tiene un sabor ligeramente salado y un olor intenso. Esto combinó muy bien con nuestro segundo plato, espárragos a la parrilla con jamón ibérico, salsa de ostras y picatostes de pan con tomate. Este plato tenía algo muy primaveral, era fresco y ligero, y la salsa de ostras daba un buen contraste con los espárragos.

Lomo de rapito asado con colmenillas y calabaza escalibada. Estos tres sabores se fusionaban tan bien con el pescado fresquísimo que el resultado era sublime. Los vinos que catamos con este plato fueron el Milflores Rioja, un tinto joven similar al Beaujolais con sabor a frutos del bosque justo después de un chubasco de primavera, y, en segundo lugar, un blanco llamado Ull de Serp (ojo de serpiente!). Tan sólo se producen 800 botellas de este vino al año en la finca la Closa del Empordà. En boca es dulce pero no demasiado, y hace pensar en pan y flores, vainilla y bosque.

Al final, pero ¡qué final!, un postre de helado de mascarpone con frutos del bosque. Un dulce ligero y refrescante para limpiar el paladar junto con un vino de postre con sabor a uvas y miel, Garnatxa de l’Empordà.

Este menú cuesta 49 euros e incluye vino blanco Jardins y vino tinto Mil Flores, así como agua mineral y café.

Sin lugar a dudas, es un restaurante excelente, no sólo porque la comida es apasionante y está bien meditada, sino también porque todo es producto local. Si te estás en el hotel o por ahí cerca, te aseguramos que merece la pena visitarlo!

Donde comer

Rosa dels Vents

Avda. Cavall Bernat, 160 17250 Platja d’aro (Girona)
(+34) 972 82 84 29
> Restaurante Rosa dels Vents

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

wpDiscuz