Romero

Romero: de la romería a la cocina. Esta hierba aromática, ofrenda en las “romerías”, es una planta bonita para el jardín o el balcón, tiene propiedades medicinales y resulta imprescindible en la cocina.

 

la-despensa-romero

Características del romero
El romero (rosmarinus officinalis, en inglés rosemary) es un arbusto de hoja perenne de la familia de las labiadas. Puede medir más de un metro y se usa en jardines porque, más allá de su profundo y agradable aroma, es una planta vistosa. Los tallos son leñosos y las hojas, fuertes y muy agudas, de un verde que en el envés se vuelve más claro. En otoño y primavera da una flor azulada, de estambres más largos que los pétalos.
El romero no es exigente en suelos y prefiere las tierras áridas y arenosas. Crece hasta alturas de hasta 1.500 metros sobre el nivel del mar (donde se hace más rico en aceites esenciales) y es frecuente verlo silvestre en las laderas soleadas, en forma de matorrales.
En casi toda España se encuentra romero, en particular en la zona mediterránea y más raramente en el norte y noroeste. España, Francia y Marruecos son los mayores productores mundiales.

Historia del romero
Al igual que otras hierbas mediterráneas como el tomillo, el romero era conocido en la antigüedad clásica. No sólo se utilizaba en la gastronomía y la medicina, sino que tuvo siempre una carga simbólica. Se le ofrendaba a la diosa Afrodita y por extensión, siguió siendo ofrenda habitual, primero a los dioses, después a la Virgen. Por sus cualidades estimulantes, calmaba el cansancio de los viajeros y, al parecer, por esas razones la palabra “romería” pasó a designar procesiones o peregrinajes.
En 1525 se imprimió en Inglaterra un herbario atribuido a Rycharde Banckes, que otorga al romero todo tipo de propiedades casi mágicas, como por ejemplo: “hierve las hojas en vino blanco, lávate con la cara con la infusión y te verás siempre joven”. Tal vez sea cuestión de probar…

Propiedades del romero
Al destilar el romero a vapor se obtiene un aceite esencial rico en cineol, borneol y en una sustancia muy parecida al alcanfor, llamada “alcanfor de romero”. El cineol tiene propiedades expectorantes y antibacterianas, por lo que el romero se ha usado desde siempre para enfermedades respiratorias como la tos, la bronquitis o la gripe.
El romero es rico en hierro y contiene otros minerales como calcio potasio y magnesio. También tiene flavonoides y taninos, que le confieren efectos antioxidantes al reducir los radicales libres, previniendo el desarrollo de células cancerosas.
El romero estimula las secreciones hepáticas y la eliminación de gases, por lo que favorece la digestión y previene cólicos y estreñimientos. Tiene propiedades bactericidas y ligeramente emenagogas (que significa que favorece la el funcionamiento de la circulación sanguínea) por lo que está indicado para la hipertensión. La aplicación local de romero se utiliza por sus efectos antiinflamatorios. Cuidado con el insomnio, porque esta hierba es estimulante.

Cómo conservar el romero
Para secar romero se cortan ramos pequeños al comienzo de la floración y se cuelgan boca abajo en un sitio seco y caluroso, sin reciban sol directo. Puede ser cerca de una estufa. Una vez secos, se guardan en cajas o bolsas de papel o cartón.

Cómo usar el romero en la cocina
El romero sirve para aromatizar y realzar el sabor de carnes, pescados y legumbres. Tradicionalmente adoba el cordero y el cerdo. En infusión sabe deliciosa, con menta, cedrón o citronella. Las flores se usan en postres.
Delicooks ofrece varias recetas para utilizar esta hierba aromática tan tradicional en nuestra cocina y que no pierde vigencia.

Algunas recetas con romero

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz