Una transición original del salado al dulce

Personas :

4

Tiempo de preparación :

1h

Dificultad :

Fácil

Description

Ingredientes
  • 160 gr de fresones cortados
  • 2 cda de azúcar
  • Pimienta del molinillo

Para el tomate confitado:

  • 4 tomates maduros duros
  • 300 gr de azúcar
  • 1/2 l de agua
  • 1/2 vainilla abierta
  • 1 lámina de piel de naranja

Para el granizado:

  • 1/2 l de agua
  • 70 gr de azúcar
  • Unas gotas de limón
  • 1 manojo pequeño de menta fresca
  • 1/2 cda café de té verde en polvo
Preparación

Para los tomates confitados:

  1. Con un cuchillo pequeño hacer una cruz en la parte inferior de los tomates.
  2. Escaldar en agua herviendo unos 30 segundos, enfriar con agua y hielo.
  3. Pelar los tomates, cortar la parte de arriba y vaciar con cuidado.
  4. Preparar un almíbar con el agua, el azúcar, la vainilla abierta y la piel de naranja dejando unos 10 minutos.
  5. Dejar confitar los tomates dentro del almíbar fuera del fuego hasta el día siguiente.

Para el granizado de menta:

  1. Hacer una infusión con el agua, el té, la menta y el azúcar.
  2. Dejar unos 10 minutos, triturar y colar.
  3. Poner dentro de un recipiente y congelar.
  4. Remover cada 20 minutos.
Montaje
  1. Saltear muy poco los fresones con el azúcar dentro de una sartén y especiar con un poco de pimienta del molinillo.
  2. Dejar enfriar.
  3. Llenar los tomates con los fresones.
  4. Ir rascando con un tenedor para conseguir el granizado de té verde previamente sacado del congelador y disponer un poco por encima.
El tomate confitado es una buena opción para conservar esta fruta. Además, como se puede usar en múltiples platos, le recomendamos hacer por lo menos 1 a 2 kilos de tomates.
Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on StumbleUpon

Additional information

Personas :

4

Tiempo de preparación :

1h

Dificultad :

Fácil

¿Tienes algo que comentar?


 

You may also like…