recetas-sopa-de-alcachofas

Siempre reparadora

Personas :

4

Tiempo de preparación :

45 min

Dificultad :

Media

Descripción del Producto

Ingredientes
  • 2 kg de alcachofas muy tiernas
  • 2 puerros
  • 1.800 ml de agua mineral
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta
Preparación
  1. Corta y desestima la parte más seca de los tallos de las alcachofas y lava el resto frotándolo con un trapo húmedo. Aparte, reserva dos alcachofas para freírlas al final, muy finas (al punto chip).
  2. En una olla con un poco de aceite, sofríe los puerros picados muy finamente; se deben sofreír sin dorarse, es decir, durante solo 2 minutos.
  3. A continuación, corta en láminas muy finas Jas alcachofas enteras, sin desechar ninguna hoja, e incorpóralas a la olla con los puerros. Salpiméntalo y, a fuego vivo y sin dejar de removerlo, prosigue con el sofrito otros 3 minutos.
  4. Vierte en la olla el agua mineral hirviendo, sálalo y deja que se cueza durante 5 minutos.
  5. Una vez transcurrido ese tiempo, tritúralo bien, afina el punto de sal y cuélalo hasta que quede muy fino.
  6. Extrae las hojas más viejas de la parte externa de las dos alcachofas reservadas al principio (punto 1) y córtalas en láminas muy finas con una mandolina o una cortadora eléctrica en canal. A continuación, fríelas en aceite abundante, a fuego medio, hasta que queden crujientes.
  7. Ponías sobre papel de cocina para que se sequen por completo.
  8. Sirve la sopa, bien caliente, en la mesa.
  9. Ofrece chips de alcachofa, bien salados por encima, en un bol aparte para que cada comensal pueda servirse a su gusto; disfrutarán así del contraste crujiente de los chips de alcachofa, mezclados con el puré clarito del mismo vegetal.
Para conseguir una sopa de alcachofas con un bonito color verde, presta atención al punto 3 de la receta: debes cortar las alcachofas en láminas en el preciso instante de incorporarlas a la olla. De lo contrario, esto es, si las cortas con demasiada antelación, provocarás que las hojas se oxiden y que el color final de la sopa sea más bien grisáceo. MUY CALIENTE Mucho cuidado también con el punto 4 de la receta: cuando incorpores el agua a la olla, debe estar realmente caliente; de este modo la cocción no se detendrá y el gusto quedará más fijado y el color, más atractivo. MÁS CREMOSA Si quieres obtener una sopa más cremosa, vierte en la olla solo 1.400 mi de agua caliente en lugar de los 1.800 mi que te propone la receta, y cuando lo tritures fino, incorpora 10 g por comensal de una buena mantequilla bio.

Información adicional

Personas :

4

Tiempo de preparación :

45 min

Dificultad :

Media

Got something to discuss?