¿Qué me aporta un huerto urbano?

categoria-como-se-hace-huerto-urbano

Cada vez hay más gente que cultiva en su casa. Esperamos que esta tendencia  siga en aumento, y es que tener tu huerto urbano, no importa el tamaño, tiene muchos beneficios:

· Lo más importante, una calidad de comida que supera la de todo lo que sueles encontrar en la tienda: hortalizas sin químicos, sin pesticidas, cultivadas de manera ecológica, y consumidas frescas, en el momento de consumo, lo que aumenta significativamente la cantidad de nutrientes respecto a las verduras compradas.

– Un huerto urbano en tu terraza, en la forma de una o varias mesas de cultivo, o unas macetas, puede ser una actividad familiar, donde padres e hij@s pueden disfrutar juntos su rincón verde. La importancia de acercar a l@s niñ@s a la naturaleza es crucial y hacerlo desde un sitio no teórico sino vivencial aporta muchos beneficios, ¡aparte de ser una experiencia muy divertida! Un niño que siembra la semilla de una zanahoria y la ve creciendo hasta comerla, por lo general, goza de la experiencia.

– Cultivar hortalizas en el balcón nos ayuda a entender de forma natural, no teórica, que ¡los tomates no crecen en enero! Así uno puede aprender de los ciclos naturales y las verduras de temporada. En definitiva, entender mejor nuestra manera de vivir y comer hasta hace apenas 50 años, cuando empezó la globalización de la comida y todo empezó a estar disponible en cualquier temporada a costa de perder sabor.

– Puedes sembrar semillas de tus favoritas hortalizas, y además probar nuevas hortalizas o variedades de ellas que no sueles encontrar en la tienda, donde hay una elección muy reducida comparada con la gran riqueza que existe y se ha conservado en los huertos rurales.

– Un huerto urbano brinda mucha paz y satisfacción a quien lo cultiva. El efecto del contacto con la naturaleza en la salud física y mental de la gente ha sido bien documentado. Unos 10 minutos al día observando tus plantas, regando o desherbando cuando se necesite, puede ser la manera más sana de dejar de pensar en trabajo, y descansar al llegar a la casa. Tener un huerto nos permite gozar de ratos muy placenteros de “terapia vegetal”, poner cable a tierra cuidando de nuestras verduras ayuda a liberarse del estrés.

Hay muchas más ventajas asociadas a cultivar un huerto; nuestra experiencia cuando hacemos instalaciones de huertos urbanos en terrazas y balcones es que la gente tiene muchas razones distintas para empezar en este viaje tan bonito. ¿Cuáles serán las tuyas?

Sobre El Autor

Stuart Franklin

Diseñador de huertos intensivos ecológicos VER BIO

Artículos Relacionados

wpDiscuz