Perla Herro

Una macro embajadora de la tierra

Esta reconocida chef argentina fue invitada al súper evento que hace Slow Food cada año, esta vez en Turín. En Delicooks descubrimos las razones que hacen de ella una elegida

 

190115_1421677716_46_perla-herro

¿Cómo pasa una maestra en artes plásticas a ser una reconocida chef de la cocina natural?
Formalmente estudié Bellas Artes y me dedique a la docencia.
Durante un viaje por Brasil conocí en San Pablo una comunidad japonesa que practicaba la Macrobiótica, la antigua alquimia de los templos zen.  El desafío fue hacer de estos platos ascetas, una comida moderna y gourmet.
Estudié entonces con los mejores cocineros y aprendí a “traducir” recetas e ingredientes.
El arte atraviesa mi existencia, el arte ilumina, nutre y salva.
Ahora estoy con “Sabe la tierra”, una Asociación Civil que se propone difundir el paradigma de la sostenibilidad. Para ello, realiza diferentes acciones y una de la principal es un Mercado que acerca pequeños productores a los consumidores, difunde el comercio justo y el consumo responsable.

¿Ysabe la tierra lo que estamos haciendo con ella?¿Se puede arreglar?
Sí, soy una militante del optimismo! Nuestra tierra Gaia es un organismo vivo y tiene el poder de transformarse. Debemos ayudar y soñar un mundo mejor!

Te describes como una persona positiva, creativa, sociable, con energía extra…son las claves del éxito?
El éxito es tener paz, realización personal, buscar lo que en verdad nos gusta hacer y vivir con pasión.

Has tenido restaurante propio, has sido escogida para ir alSlow Food Events
en Turín, has cocinado para Sting…¿cómo te ves después de tantas experiencias diferentes?

Estoy agradecida porque la vida me ha mimado enormemente! Adoro los desafíos, en estos  últimos años conocer a Carlo Petrini y toda su tribu en Tierra Madre me ha inspirado muchísimo: ver a un pequeño agricultor de África junto a un cocinero de Ecuador, entre pescadores de Noruega y amigos del Markt Halle Neum de Berlín, abrieron mi cabeza y mi corazón. Pero en la perspectiva cocinar como Tenzo junto a Seizan un maestro Zen, a la mañana tempranísimo tratando de que esos alimentos lleguen no solo al cuerpo sino al corazón del discípulo ha sido revelador: nadie habla, no te elogian, solo es uno mismo y la certeza profunda del dharma; yo, mi cuchillo, el grano de arroz y el fuego somos uno.

Eres cocinera macrobiótica, ¿cómo ves las nuevas corrientes de raw food?
Me encantan! Sus técnicas del deshidratado, las pequeñas raciones tan nutritivas y la estética de las presentaciones.

Qué te ha llamado la atención en este viaje a España?¿Con qué te quedas a nivel gastronómico?
En primer lugar la nobleza de los productos, los mercados ecológicos en Barcelona como Obbio, Woki, la puesta en escena de los restaurantes, un té a la tarde en el Mandarin Oriental y como data trendy el resto Uma a puertas cerradas, de Iker Erauzkin !! La creatividad, la pasión y la sencillez de Iker en su carta lo hacen un imperdible al día de hoy en Barcelona.

Un sueño por cumplir…
Que los pequeños productores lleguen de la mano de los cocineros a las primeras filas y en lo personal seguir viajando, dando clases, cocinando y terminar un libro que está en el tintero.

Cuéntanos un menú para recibir amigos y que no puede fallar
Primero: Tian de vegetales asados, hummus y oleo de albahaca.
Principal: Caneloni relleno de calabaza con setas, aceite de oliva arbequina, hojas de salvia fritas y pétalos de caléndula.  Bouquet de hojas verdes, aliño con mostaza y pimienta verde.
Postre: Crumble tibio de frutos rojos de la Patagonia Argentina.

Cocinar como Tenzo junto a Seizan un maestro Zen, a la mañana temprano en la que los alimentos llegan no solo al cuerpo sino al corazón del discípulo ha sido revelador: nadie habla, no te elogian, solo es uno mismo y la certeza profunda del dharma.

VER MAS RECETAS

Sobre El Autor

redaccion

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz