Melón

Hidratante por dentro y por fuera

 

la-despensa-melonEl melón es una de las frutas más refrescantes del verano. Su dulce y sabrosa pulpa es un excelente ingrediente en todo tipo de ensaladas, macedonias, sorbetes, helados…

Características

El melón pertenece a la familia de las cucurbitáceas (como la calabaza, la sandía y el pepino) y se cultiva en países de climas cálidos y templados. De forma ovalada o esférica, el color de su corteza varía del amarillo al verde oscuro, generalmente surcada o reticulada. Su jugosa y dulce pulpa es de color amarillento y las semillas aparecen recubiertas de una masa gelatinosa y viscosa fácilmente eliminable. Existen más de 100 variedades de melón pero las más comunes son:

- Piñonet. De forma ovalada, corteza verde y surcos oscuros. Se le conce también como “piel de sapo”. Su pulpa es blanca, crujiente y muy dulce.
- Galia. De forma redondeada y pequeño tamaño, su corteza es lisa y la pulpa de color verde cerca de la corteza y blanca hacia el interior. De sabor dulce y textura blanda.
- Honey Dew. Alargado y de corteza lisa, dulce, jugoso y poco aromático. Es una variedad de maduración tardía próxima al invierno.
- Tendral. Conocido también como “melón de invierno”, es de forma ovalada, corteza verde oscura y pulpa blanquecina.
- Cantalupo. El llamado “melón francés” es de forma esférica, con la corteza de color verde amarillento y pulpa anaranjada. Es muy apreciado por su aroma y sabor característicos.
Temporada. La mejor época para degustar esta jugosa y aromática fruta es durante los meses de verano, desde julio a septiembre.

Cómo se compra.

Al cogerlo, el melón debe dar la sensación de pesadez y no parecer hueco. Además, al presionar los extremos de la corteza con los dedos, estos deben ceder con facilidad (señal de buena madurez). Es preferible elegir ejemplares que no presenten golpes, marcas o cicatrices.

En la cocina…

El melón es una fruta para consumir en fresco aunque también podemos utilizarlo como ingrediente para la elaboración de ensaladas, macedonias, sopas frías, zumos, sorbetes y helados. Su sabor dulzón crea contrastes interesantes de sabor junto a determinados ingredientes salados como el jamón.

Cómo se conserva.

Un melón maduro debe consumirse cuanto antes ya que se estropea con cierta rapidez. Una vez abierto conviene guardarlo en el frigorífico cubierto con film transparente ya que absorbe con facilidad el sabor de otros alimentos.

¿Lo sabías?

El melón contiene mucha agua (hasta un 95%) y una cantidad de azúcar inferior a la de otras frutas, por lo que tiene menor contenido calórico. Es rico en vitamina C, provitamina A, y muchas vitaminas del grupo B que nutren el sistema nervioso, también en minerales como el potasio, fósforo, hierro y magnesio. Es hidratante en general, mejora el cabello y la piel, y es sumamente digestivo.

Algunas recetas con melón

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz