Mejillones

mejillones-370x450Fresco, congelado o envasado, la tierna carne de este sabroso molusco aporta un toque delicioso a todo tipo de platos.

Fueron los romanos quienes generalizaron el consumo de este molusco e iniciaron la costumbre de reproducirlos en criaderos para su posterior comercilización masiva. En la actualidad se presenta fundamentalmente fresco y en su concha, congelado o en conserva.

Características.

Este molusco pertenece a la familia de los mitílidos y se caracteriza por sus dos conchas o valvas estriadas, alargadas, semicirculares en un extremo y en forma de punta en el opuesto que suelen medir entre 8 y 15 cm. Entre las variedades más comunes destaca el mejillón rubio o mediterráneo (con denominación de origen en Galicia), el mejillón de labio verde (procedente de Nueva Zelanda), el mejillón californiano (proveniente de las costas del Pacífico hasta el sur de Alaska) y el mejillón barbudo (su hábitat está en el Mediterráneo y el Atlántico).

Temporada.

Este molusco está disponible durante todo el año ya que la mayoría de la oferta procede de la acuicultura.

Cómo se compra.

Para saber si está fresco, golpea ligeramente su concha; si el mejillón permanece abierto, deséchalo. Al comprar mejillones congelados, prefiere las bolsas que no contengan hielo en su interior. Es muy importante conocer su procedencia ya que es un molusco que acumula con facilidad sustancias tóxicas, y aunque de todas maneras las normas  sanitarias exigen un control de calidad de este alimento para su venta, comprarlos siempre en un lugar de confianza.

Cómo se conserva.

Si es fresco es posible conservarlo sin problemas en el frigorífico durante un máximo de 3 días. En el congelador se conserva hasta 3 meses.

En la cocina…

La carne tierna y jugosa de este molusco admite numerosas preparaciones, ya sea como ingrediente principal (mejillones al vapor, gratinados, tigres…) o para aderezar todo tipo de ensaladas, fideuás, arroces y otros platos marineros.

Propiedades

Es considerado uno de los alimentos antianémicos por excelencia ya que además de ser especialmente rico en hierro, también contiene vitamina B12 y folatos que  al actúar conjuntamente aseguran una correcta absorción del mismo. Es una rica fuente de proteínas y apenas aporta 65 calorías por cada 100 g. En su composición destacan tambien otros minerales como  el calcio, el magnesio, el fósforo o el cinc. Es rico en antioxidantes como la vitamina E, la vitaminaC y selenio.

Algunas recetas con mejillones

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz