Plátano (Banana)

Rico en hidratos de carbono y de fácil digestión es la segunda fruta más consumida en el mundo.

Castañas

El alimento energético ideal para apaciguar el hambre en los días frescos de otoño.

Oliva

Uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea.

Naranja

Se caracterizan principalmente por su alto contenido en ácido cítrico y vitamina C.

Mora

Su contenido en antioxidantes hace de su consumo una buena prevención contra el cáncer.

Mango

Fruta antioxidante capaz de aumentar las defensas del organismo.

Grosella

Con pulpa, carnosa y jugosa, es ácida y refrescante al paladar.

Frambuesa

Con vitamina C, una taza de frambuesas proporciona el 88 % de las necesidades diarias de esta vitamina.

Lima

Una de las frutas con menor aporte calórico y su componente mayoritario es el agua.

Tamarindo

El tamarindo posee propiedades depurativas que ayudan a eliminar toxinas presentes en nuestro organismo.

Dátiles

Ideales para reponer fuerzas. Son una buena fuente de energía para niños y deportistas.