Kiwi

la-despensa-kiwiA pesar de su poco atractivo aspecto exterior, el kiwi es una fruta de excelente sabor que además ofrece interesantes propiedades nutritivas y saludables.

Originario de las laderas chinas del Himalaya, el kiwi es el fruto de una planta trepadora con el mismo nombre y que pertenece a la familia de las actinidiáceas. Con forma de elipse y de piel marrón recubierta de vellosidades, su pulpa muestra un atractivo color verde esmeralda salpicada de diminutas pepitas de color negro dispuestas en forma de círculo. Su sabor es agridulce y muy refrescante.

Variedades

Destacan dos variedades especialmente apreciadas:

Hayward. Es el kiwi que la mayoría conocemos, de piel amarronada y pulpa verde cuyo tamaño puede alcanzar los 100 g de peso y que ofrece un exquisito sabor agridulce.

Gold. De reciente aparición en el mercado, se distingue por la ausencia de vellosidades en la piel, pulpa de color amarillo, sabor más dulzón con un ligero toque cítrico y aroma que recuerda a una mezcla de mango, melocotón y melón.

Propiedades

Como fruta rica en vitamina C y E, se recomienda su consumo para reforzar el sistema inmunitario, prevenir infecciones (resfriados, gripes…) y favorecer la absorción del hierro y el colágeno. Es un excelente regulador intestinal y ayuda a adelgazar, mejora la piel ya que favorece la hidratación y genera colágeno. Es poco calórico, unas 54 kcal por cada 100 g de fruta. Aporta una cantidad moderada de hidratos de carbono en forma de azúcares (12%), un 1% de proteínas y 0,5% de grasa.

Temporada

El kiwi es una fruta que madura en invierno y aparece en el mercado a partir del otoño y se mantiene hasta la primavera. En los meses de verano es especialmente abundante la variedad procedente de Nueva Zelanda.

En el mercado

Conviene optar por ejemplares intactos y que no presenten golpes, arañazos ni manchas. Es habitual adquirirlos cuando todavía están verdes y dejar que maduren en casa entre tres y cinco días a temperatura ambiente. Para saber cuándo han alcanzado el punto justo de maduración basta con presionar ligeramente la piel y comprobar que ésta cede.

Conservación

A temperatura ambiente, debe guardarse en lugar fresco y preferiblemente en bolsas de uso alimenticio. De esta forma, puede permanecer en buen estado durante dos semanas, aproximadamente. En el frigorífico puede mantenerse en buen estado durante un mes, siempre que se mantenga alejado de peras y manzanas, ya que estas frutas desprenden etileno y podrían acelerar su proceso de maduración. El kiwi también pueden congelarse y conservar sus propiedades casi intactas durante seis meses.

En la cocina

La mejor forma de disfrutar de todas sus propiedades es consumirlo fresco, pelado o partido por la mitad y tomado con la ayuda de una cucharilla, pues su pulpa es muy blanda. A base de kiwi también se pueden elaborar refrescantes ensaladas, sorbetes, granizados, tartas, etc.

Algunas recetas con kiwi

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz