Judías Azuki

Llenas de energía

Judias-azuki-370x450Para quienes siguen la macrobiótica, las judías azuki son viejas y gratísimas conocidas , pero no todo el mundo la conoce tan bien… ¿Qué encierra este nombre tan especial y casi exótico en la cultura occidental?

Dentro de esta “pequeña semilla” de alubia color granate, tan dura y energética, se concentra un alimento con grandes ayudas para la salud: Tiene un efecto depurativo y nutritivo a la vez,  es de muy buena digestión y una gran tonificante y reforzante de los riñones , las vías urinarias y el corazón. Las azuki son ricas en proteínas y llevan consigo unos hidratos de carbono que se asimilan totalmente sin dejar restos de glucosa en el organismo.

Las judías azuki eran cultivadas originariamente en el Himalaya, luego pasaron a China y desde allí a Japón, en donde tenían y tienen gran presencia; actualmente es la segunda legumbre más consumida después de la soja en este país.
Cantidades excepcionales de fibra, vitaminas del grupo B, minerales como el hierro, manganeso, magnesio, fósforo, calcio y zinc.

Sus beneficios:

La medicina oriental la utiliza para potenciar el buen funcionamiento de riñones y la vejiga: provee de energía a estos órganos cuando nos sentimos bajos de vitalidad. Ambos órganos están relacionados con el elemento agua y con el sentimiento de miedo, por ello también se recurre a este alimento cuando hay un desequilibrio tanto en lo orgánico como en lo emocional .
Pueden actuar como un diurético natural, liberando al organismo del exceso de líquido, por ello es interesante en casos de cistitis, problemas de próstata y uretra.
Otro ámbito en el que puede ser útil terapéuticamente es en los procesos digestivos ya que ayuda a eliminar la mucosidad indeseable, y la congestión.
En una óptica general podemos decir que equilibra el metabolismo, ayuda a controlar el peso y a quemar grasas, por lo que si está en nuestros planes perder peso, la azuki es la legumbre estrella.
Para quienes tengan problemas con el colesterol, o de azúcar en sangre, esta legumbre es altamente recomendable.
Tiene un gran poder alcalinizante, sobre todo las que se cultivan en terreno volcánico y esto las hace importantísimas para combatir la acidosis, terreno que favorece la aparición de osteoporosis y dolencias óseas.
Es una gran depurativa del organismo, ideal para esta época del año en la que queremos hacer un poco de limpieza y necesitamos alimentos que también nos nutran y animen.
Basta consumir pequeñas cantidades, como un par de cucharadas dos o tres veces a la semana, para notar sus buenos efectos.

Tradición
En un antiguo escrito del Siglo Vil, se re lata que en China se comían azukis durante el solsticio de invierno, el día más corto del año, para protegerse de espíritus malignos.

¿Cómo prepararlas?

  • Se remojan la noche anterior, o unas 8 horas como mínimo. Cambiamos el agua de remojo y las cubrimos con agua mineral, una vez que rompen el hervor bajar el fuego y cocinar durante 45-50 minutos aproximadamente.
  • Si las cocinamos con un trocito de alga kombu o wakame, potenciamos su efecto alcalinizante y se ablandan antes.
  • Se pueden tomar en sopas, salteados, ensaladas y hasta en platos dulces. Por ejemplo en Japón se prepara anko, que es una pasta hecha con puré de azuki y azúcar para pastelería y repostería.

Si quieres combatir la astenia otoñal, toma 2 o 3 cucharadas de azuki diarias durante unos días y recuperarás fuerza y alegría.

 

Si quieres combatir la astenia otoñal recurre a esta legumbre, recuperarás fuerza y alegría!
Algunas recetas con judías azuki

Sobre El Autor

Marisa Aguirre

Naturópata, asesora nutricional y cocinera. VER ENTREVISTA VER MAS RECETAS

Artículos Relacionados

wpDiscuz