Jengibre

la-despensa-jengibreOriginaria del este de Asia y presente en climas tropicales de todo el mundo, la raíz de esta planta tropical (Zingiber officinale) se utiliza como condimento especialmente en la cocina oriental, así como en la medicina tradicional china, japonesa e hindú.

Características.

Perteneciente a la familia de las zingiberáceas (como la cúrcuma y el cardamomo), su preciada raíz (un bulbo pequeño de color gris blanquecino) se recolecta cuando las hojas de la planta ya se han secado. Ofrece un sabor único y singular, dulce y picante, este último gracias a su contenido en gingerol, sustancia parecida a la capsaicina, presente en la guindilla.

Propiedades.

Existen innumerables usos medicinales de esta raíz. En decocción resulta recomendable para mejorar la digestión, combate las náuseas, vómitos y mareos, estimula la circulación sanguínea, es antioxidante, antiinflamatorio, analgésico y expectorante. También se le atribuyen propiedades afrodisiacas, aperitivas, astringentes y carminativas.

En el mercado.

Podemos encontrar esta raíz en varias presentaciones o formatos: fresco, seco, molido, cristalizado, encurtido, en conserva o confitado. Asimismo, también está disponible en infusión, como aceite esencial o en cápsulas. Si optamos por la raíz fresca (en establecimientos de frutas y verduras), podemos comprobar su buen estado partiendo un trozo. Si cruje y su interior muestra un color amarillo pálido limpio, es señal de frescura.

En la cocina.

Este condimento aporta un sabor y aroma muy intensos a los platos, por lo que se recomienda controlar su uso si no queremos que enmascare la presencia del resto de ingredientes. El jengibre se adapta bien a todo tipo de elaboraciones, tanto dulces como saladas. Es óptimo a la hora de aromatizar y dar sabor a recetas de arroz, carne, pescado, sopas, cremas, salsas… así como en platos a base de frutas y en la elaboración de panes y repostería.

Cómo se conserva.

El jengibre fresco puede mantenerse en perfectas condiciones en el interior del frigorífico unas tres semanas, siempre que se guarde sin pelar. Puede congelarse durante meses sin que pierda su característico aroma y sabor. En cuanto al formato seco, debe guardarse en el interior de un recipiente hermético y almacenarse en un lugar fresco y seco.

¿Lo sabías?

El jengibre encurtido o gari es muy utilizado como acompañamiento del típico sushi japonés. Su función es limpiar el paladar entre la degustación de dos sabores distintos, por ejemplo entre un sushi de atún y otro de salmón. Su característico e intenso sabor recuerda al de la colonia y se distingue por sus finas lonchas de color rosa y textura crujiente.

Algunas recetas con jengibre

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz