Eva De Gil

Eva de Gil es pura energía, creatividad y entusiasmo, una combinación indispensable para estar donde está a sus 25 años. Su pasión por el producto, por los Pirineos y su necesidad de estar siempre vinculada a su geografía de origen le dan ese carácter. Una chef con las pies en la tierra y mucho vuelo.  

 

¿Como ha sido el camino para llegar, a ser  chef del Restaurante Batuar en el Cotton House Hotel a los 25 años?

A mí me hace feliz cocinar, fui haciendo lo que me gustaba y poco a poco se fueron abriendo las oportunidades hasta llegar a este momento. He ido dando pasitos casi sin imaginar que llegaría hasta aquí. Comencé de muy joven a trabajar en un restaurante en los Pirineos, a los 14 años ya andaba por los fogones. Estudié cocina en la Escuela Hoffman y también trabaje en su restaurante. Fui de prácticas a San Sebastián, al restaurante Akelarre, donde estuve un año. Cuando volví, me apetecía algo diferente, ya que solo había trabajado en restaurantes, quería probar otras opciones, otras ramas de la hostelería. Decidí hacer la experiencia de trabajar en un hotel, me planté en el Cotton House cuando aún no estaba abierto y pude participar en su apertura. Es un gran proyecto con un muy buen equipo.

¿Como definirías tu cocina, la que podemos disfrutar en Batuar?:

Me gusta trabajar e ir combinando… hay muchas técnicas y no te puedes centrar en una sola manera de hacer. Lo más importante: el producto, la proximidad y la temporalidad son imprescindibles para conseguir buenas elaboraciones, sabrosas. Adaptarse a lo que hay en cada momento y apostar por los productos de aquí con diferentes elaboraciones. Si tuviera que definir más el tipo de cocina hacemos en diría que es una cocina de autor Mediterránea. Es importante utilizar mezclas de especias, otros sabores y adoptar platos.

¿Cuáles son tus platos preferidos?:

Los cocineros tendemos a comer bastante mal, estás probando constantemente…al final, siempre me decanto por algo muy sencillo; verduras, ensaladas, pescado a la plancha o un filete. Y sobretodo que el producto sea de temporada y de calidad. También me gusta cocinar para mí, y en algunas ocasiones es cuando llegan buenas invenciones… inspiración. Cocino con muchas especias y diferentes picantes.

¿Dónde pillas inspiración?:

De la naturaleza… soy fan de la montaña, de sus composiciones, de respirar al aire libre. Los mercados, las ferias de productos de la tierra.

¿Cómo llevas el tener 25 años, ser mujer y estar al mando de la cocina de Batuar?:

Al final , son más las barreras mentales que nos ponemos cada uno. Tengo un equipo muy bueno, muy joven y nunca he tenido un mal momento. Al final, es la actitud que tu muestras ante ellos, si tu equipo te respeta, es fácil decir por donde ir. Lo mismo ocurre con los proveedores. Al principio en las entrevistas la gente no esperaba verme a mí, ahora que el hotel lleva ya tiempo, la gente se informa de quién está a cargo de la cocina .

 

 

 

Hotel cotton house Restaurante y Bar

Leave a Reply

Be the First to Comment!

  Subscribe  
Notify of