El Ajo Negro

This post is also available in: en

Saludable y gourmet

AJO-NEGRO-370X450Para convertir el ajo blanco en negro, se dejan madurar los bulbos enteros más de un mes a 60-70 grados en un proceso de fermentación natural, que originariamente se realizó en Japón, en un horno a leña y con maderas especiales. Estos bulbos utilizados, tienen que ser fuertes y de suelos libres de pesticidas ya que la fermentación intensifica sus cualidades.  Hoy se produce y consume en diferentes países, y sobretodo en España, que tiene unos proveedores de gran calidad.  Siguiendo  instrucciones precisas, y cuidadosamente, también se puede elaborar en casa.

Este gran antioxidante refuerza el sistema inmune, elimina lípidos y colesterol, mejora la salud cardiovascular y los niveles de azúcar en sangre. Es aún más antibiótico, bactericida y funguicida que el diente de ajo convencional, que no es decir poco y sobretodo un poderoso energizante.

De sabor muy agradable, tiene un toque afrutado, dulzón y picante, y hasta con un punto a regaliz, una fusión de sabores sin el olor o la difícil digestión que puede generar el consumo de ajo habitualmente.

Se puede usar en diferentes platos; utilizándolo crudo, en vinagretas, o ligeramente salteado o tomarlo diariamente como medicina. En este caso, de uno a tres dientes de ajo negro es suficiente, y preferiblemente en ayunas y durante 2 o tres semanas.

 

Estos bulbos tienen que ser fuertes y de suelos libres de pesticidas ya que la fermentación intensifica sus cualidades.

 

Algunas recetas con ajo negro
Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on StumbleUpon