Cómo preparar Té Matcha

La ceremonia del té gira alrededor de la preparación y de cómo servir el té matcha, una interacción casi teatral que se convierte en uno de los rituales más sutiles, delicados y aleccionadores de la cultura japonesa.

 

Prepararlo en casa no requiere tantos detalles, aunque sí puede ser una práctica placentera prestar atención y mimo a su preparación.

1. Comprar un té matcha de calidad

Siempre de Japón y  envasado en cantidades pequeñas, ya que una vez abierto,como las especias, pierde sabor y potencia. En latas o en bolsas que deberían ser opacas para proteger el contenido de la luz. Es un té caro debido a que tanto el proceso de cultivo, de recolección y el moler sus hojas es laborioso y minucioso.

2. Utensilios necesarios

Un batidor de bambú, que además de batir suavemente el té es indispensable para conseguir un té espumoso y da un sonido muy placentero.Si compras el batidor puedes hacerte con la cuchara de té de bambú que es perfecta para preparar el té.

Es importante tener un bol  o cuenco de cerámica especial, en la ceremonia del té es parte del ritual donde también se presta atención. Debería ser un cuenco que deje espacio suficiente para batir y sea agradable entre las manos.

3. Tamizar  el té

El tamizado rompe los grumos y proporciona un té matcha más cremoso. Se necesita un colador de té y una cuchara para pasarlo. Se puede tamizarlo cada vez que se utilice o tamizar todo el té de una vez y volver a almacenarlo.

4. Cantidad de agua y de té

Una cucharadita de té matcha y una taza y media de agua aproximadamente. Si se utiliza la cuchara de bambú es una y media. Si prefieres pesarlo son casi 2 gramos de té y 90 gramos de agua.

5. Agua caliente

El agua no debe quemar el polvo del té o le dará un sabor amargo. No debería pasar los 80º para que el té quede dulce y brillante.

6. Preparación

Calentar con un agua caliente el bol, secarlo, añadir el té  y el agua poco a poco.  Comenzar a batir como escribiendo una M con el batidor, hacia arriba y hacia abajo, hacerlo hasta que se note espumoso. En ese momento está listo para saborearlo!

Puedes prepararlo de una manera similar con leche vegetal, diluyendo y batiendo primero con el líquido caliente hasta que espume. Endulzar con sirope de ágave o miel.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

  Subscribe  
Notify of