Cebolla

la-despensa-cebollaOriginaria de Asia Occidental, pertenece a la familia de las iliáceas (como el ajo y el puerro) y existen evidencias de que ya se cultivaba miles de años atrás en el continente asiático y europeo. No fue hasta la llegada de los españoles a América cuando empezó a extenderse también su cultivo y consumo en el nuevo continente.

Características

Este bulbo comestible de aspecto esférico suele tener un diámetro de 3-10 cm y un peso aproximado de 100-250 g. Su interior lo forman diversas capas carnosas donde se acumulan todos los nutrientes de la planta. Las tonalidades de ese interior oscilan entre el blanco y el amarillo, aunque también hay ejemplares de color violáceo o rojizo.

Entre las variedades de cebolla más comunes destacan la Cebolla blanca (una de las más apreciadas por su sabor dulce y gran tamaño) y la cebolla morada (de bulbo algo puntiagudo). Según su uso gastronómico particular, se pueden subdividir en cebollas para ensalada (como las cebollas tiernas, dulces o cebolletas de manojo) y las cebollas para cocinar (de mayor tamaño y sabor más fuerte).

Temporada

Aunque podemos encontrarla durante todo el año, los ejemplares más sabrosos aparecen en el mercado durante los meses de primavera.

En el mercado

A la hora de elegir cebollas debemos fijarnos en que su textura sea dura y firme, desechando aquellos ejemplares que presenten humedades o manchas visibles.

Conservación

La cebolla se conserva bien siempre que esté en un lugar fresco y seco, sin necesidad de guardarla en el frigorífico. Eso sí, una vez pelada y cortada es aconsejable envolverla en film transparente y guardarla en la nevera.

En la cocina

La cebolla puede consumirse tanto cruda como cocinada. En este último caso podemos prepararla hervida, asada, rehogada, salteada, frita o rebozada. Si optamos por comerla cruda, resulta un sabroso y versátil ingrediente que combina bien en todo tipo de ensaladas, especialmente la variedad más tierna.

¿Lo sabías?

Por su elevado contenido en potasio, la cebolla está indicada en los casos de hipertensión. También presenta cantidades importantes de calcio, hierro, yodo, magnesio y fósforo, así como vitamina C y E, ambas de gran efecto antioxidante. Entre sus cualidades terapéuticas, destaca su acción diurética y mucolítica, además de expectorante.

Algunas recetas con cebolla

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz