Calçot

la-despensa-calcotCaracterísticas

De consumo popular y festivo muy arraigado en Catalunya, esta variedad de cebolla tierna y dulce procede del género Allium cepa L., concretamente de la variedad blanca tardía de Lleida. Debe su nombre a la característica forma en que se cultiva. Durante su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial (se va “calzando”) hasta conseguir un tallo blanquecino, tierno y alargado de entre 15 y 25 cm.

Cuenta con la indicación geográfica protegida (IGP) y su cultivo se localiza principalmente en las comarcas catalanas del Baix Penedès, el Tarragonès, el Baix Camp y l’Alt Camp.

Propiedades

Al tratarse de una cebolla, el calçot comparte las mismas propiedades nutritivas de dicha hortaliza. Rico en hidratos de carbono, minerales como el potasio y fibra de tipo soluble, es un alimento con bajo aporte calórico , auqnue se incrementa considerablemente según la salsa que lo acompañe. Por otra parte, aporta cantidades significativas de ácido fólico y sustancias bioactivas, como los flavonoides. En general, se le atribuyen propiedades tonificantes, diuréticas y digestivas.

En el mercado

La temporada del calçot empieza a mediados de noviembre y dura hasta abril. Acostumbra a comercializarse en fajos de 25 y 50 unidades, atados por una cinta identificativa de color azul si se trata de la variedad de Valls con IGP. Se vende en fruterías y verdulerías, sobretodo en la zona de producción durante su temporada. A la hora de comprarlo, es importante que esté entero y libre de golpes y humedades exteriores fuera de lo común.

En la cocina

El calçot se prepara a la brasa (aunque también puede hacerse al horno o rebozado) y una vez hayamos asado varios, se envuelven en papel de periódico para mantenerlos calientes hasta el momento de servirlos. Acompañados de salsa de romesco (una mezcla de almendras y avellanas tostadas, tomate y ajos escalivados, miga de pan mojada en vinagre, ñoras, aceite y sal), se comen cogiéndolos por la punta superior de las hojas, tirando hacia abajo para pelarlos y finalmente mojándolos en la salsa.

¿Lo sabías?

La calçotada es una popular fiesta gastronómica que consiste en degustar los calçots acompañados de carne y butifarra a la brasa, siempre aderezados por una de las salsas más exquisitas: la salsa romesco. Originaria de la población de Valls (donde se celebra el último domingo de enero), se ha convertido en una de las celebraciones más típicas de Catalunya.

Algunas recetas con calçots

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz