Oliva

Uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea.

Mango

Fruta antioxidante capaz de aumentar las defensas del organismo.

Grosella

Con pulpa, carnosa y jugosa, es ácida y refrescante al paladar.

Frambuesa

Con vitamina C, una taza de frambuesas proporciona el 88 % de las necesidades diarias de esta vitamina.

Salmón

Rico en omega 3, ayuda ha aumentar la fluidez de la sangre lo que previene la formación de coágulos o trombos.

Rape

Este pescado es ideal en las dietas de control de peso, o en caso de trastornos digestivos.

Merluza

Entre las vitaminas encontramos en su carne sobretodo vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, potasio, zinc, magnesio, yodo y hierro.

Foie

Manjar en la mesa

Besugo

Es un pescado magro, recomendado para personas que padecen de sobrepeso u obesidad.

Berro

Es una de las verduras más ricas en antioxidantes.