Apionabo

apio-nabo_370x450De sabor parecido al apio aunque más dulce y perfumado, esta raíz comestible ofrece un aspecto exterior rugoso y amarronado que, una vez pelado, muestra una carne blanquecina, compacta y crujiente. El apionabo pertenece a la familia de las apiáceas, como la zanahoria o el hinojo. A diferencia de su pariente más cercano (el apio), debe desecharse la penca y las hojas, ya que tan solo es gastronómicamente aprovechable su raíz grande y bulbosa, que suele medir entre 10 y 20 cm de diámetro.

Variedades.

Original del norte y este de Europa, existen un buen número de variedades, entre las que destacan: Prinz. Bola de nieve, De Reuil, Diamant, Gigante de Praga, Gigante Gennevilliers, Gigante de Dinamarca, Ibis, Kojak, Liso de París, Naxos y Rodeo.

Propiedades.

El apionabo bajo en calorías y rico en minerales como el calcio, el fósforo, vitamina C y fibra, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento así como para fortalecer el sistema de defensas del organismo.

Temporada.

Los meses de otoño e invierno son los mejores para disfrutar de esta raíz comestible.

En el mercado.

A la hora de elegir un apionabo, convienen decantarse por aquello ejemplares más bien pequeños y que nos superen el kilo de peso. La frescura de su pulpa depende de su edad y ésta viene marcada por su tamaño. Es importante golpear ligeramente su superficie y comprobar que no está hueco, algo que acostumbra a ser habitual en este tipo de raíz.

En la cocina…

Esta raíz de extraño aspecto es un interesante ingrediente para incorporar a todo tipo de ensaladas, ya sea cortado, laminado o rallado, aunque también puede prepararse hervido, a la plancha, frito, rebozado, gratinado o al horno. Suele combinar bien en platos a base de marisco, sí como acompañado de alcachofas, patatas, zanahorias, setas, aves de carne blanca o manzanas verdes. También puede utilizarse para aromatizar y darle mayor intensidad a guisos y sopas.

El apionabo suele ennegrecerse una vez pelado, así que conviene sumergirlo enseguida en un bol con agua y unas gotas de limón y vinagre, usándolo inmediatamente.

Cómo se conserva.

Conviene guardar los ejemplares de apionabo en el interior de bolsas de plástico agujereadas que permitan su transpiración. De esta forma, se conservan en buen estado durante varias semanas.

¿Lo sabías?

En Francia, el apionabo es un ingrediente muy apreciado y forma parte de recetas clásicas del país galo como la ensalada de apionabo cortado en juliana con salsa remolada, especie de mayonesa que incorpora mostaza, alcaparras y pepinillos.

Algunas recetas con apio nabo

Sobre El Autor

Delicooks

Nuestro equipo base.

Artículos Relacionados

wpDiscuz